María Blanco - Atención al Cliente - Málaga Musical

Origen y evolución de las castañuelas

Las castañuelas son instrumentos musicales de percusión. Pertenecen a la familia de los idiófonos, cuyos cuerpos hacen de elementos sonoros. Para generar las vibraciones que provocan el sonido, se golpean las dos piezas de las castañuelas entre sí.  

La forma más común de tocar las castañuelas es con una pareja en cada mano. La tonalidad de las dos castañuelas es distinta. En la mano derecha se toca la que tiene el tono más agudo y en la izquierda la del tono más grave.

Tocar las castañuelas correctamente depende de la técnica del agarre. Implica aprender a sostenerlas apropiadamente sobre la palma de la mano. Por lo tanto, requiere práctica ejecutarlas con precisión.

Por el contrario, si siempre has sido admirador de quienes tocan plácidamente su guitarra, el verano también es propicio para aprender a ejecutarla y empezar a desarrollar tus virtudes musicales. Con solo algunas normas conseguirás alargar su vida para demostrar, cuando quieras, tus habilidades artísticas.

El origen de las castañuelas

Su origen se remonta a hace 3.000 años. El uso de las castañuelas se extendió principalmente por el intercambio comercial entre los países mediterráneos durante la época. Los antiguos egipcios utilizaban castañuelas de láminas redondeadas que se tocaban con las manos en ritos religiosos.

En Occidente, la expansión de este instrumento de percusión la establecieron los fenicios. Tradicionalmente han logrado gran realce en la cultura musical Iberoamérica. En España, las castañuelas han evolucionado a lo largo de la historia y se han convertido en uno de los patrimonios nacionales más representativos.

Sus raíces Fenicias

Los fenicios eran los grandes mercaderes de la antigüedad. Establecieron vínculos tanto comerciales como culturales perdurables. Investigaciones históricas atribuyen a los fenicios la elaboración de las primeras castañuelas de madera. Antiguamente, los fenicios y egipcios usaban sistros y crótalos, herramientas de percusión similares en ceremonias fúnebres y religiosas.

Igualmente, se utilizaban como utensilios mágicos de protección frente a los malos espíritus durante el nacimiento. Inicialmente, podían ser alargadas, rectas o enroscadas en material de madera o de marfil y con alguna atribución simbólica.

  • Antes de tocar el instrumento, limpia y seca muy bien tus manos.
  • Al terminar, pasa un paño de microfibra por las cuerdas para evitar que se oxiden por el sudor o la suciedad. Su pulcritud es fundamental pues afecta el sonido de la guitarra. Existen accesorios específicos para la limpieza rápida de las cuerdas.
  • Mantén limpios el cuerpo y el mástil con un poco de agua y un paño suave o gamuza.

Las castañuelas en la música clásica

Los instrumentos de percusión son indispensables en la música clásica. El  compositor y violonchelista italiano Ridolfo Luigi Boccherini compuso su Op. 30 n. º 6 (G. 324) en 1780. Fandango, el más famoso de los quintetos para guitarra incluye el uso de las castañuelas, así como la Sinfonía Nº 21 en do mayor en 1798. También, el compositor alemán Wilhelm Richard Wagner en su ópera Tannhauser en 1845 usa este instrumento musical con gran maestría.

El guitarrista y compositor español Santiago de Murcia compuso variaciones para castañuelas en sus jácaras musicales. Además creó fandangos para guitarra y castañuelas en 1730 aproximadamente. Mientras que el compositor español Joaquín Rodrigo escribió El Concierto de Aranjuez en 1939, así como “Dos Danzas Españolas” en 1966, obras musicales para guitarra y orquesta que usan las castañuelas.

Es preocupante cuando se expone a cambios bruscos de humedad y temperatura, pues los efectos son muy dañinos en toda su estructura. Si dispones de un higrómetro y un termómetro podrás realizar las medidas respectivas y actuar para el beneficio de la vida de tu guitarra.

Durante el verano seco, la falta de humedad y el calor excesivo “encogen” y agrietan la madera, por muy bien curada que esté. El mástil se dobla y como consecuencia se aflojan los trastes del diapasón. Es imprescindible un accesorio para humidificarla. Los hay para colocarlos en la boca o en el interior del cuerpo de la guitarra.

El verano húmedo como el que se dá en zonas costeras es distinto. En este caso, la humedad y el calor “hinchan” la madera y despegan las partes de la guitarra. Esto lo puede arreglar con bolsitas de gel de sílice colocadas en su cuerpo cuando la guardes. Estas absorberán la humedad, evitarán la pérdida de resonancia y que se doble la tapa de la guitarra en la zona del puente.

Cuando lleves tu instrumento en el coche, no lo coloques en el maletero. Recuerda que la temperatura excesiva puede dañarlo severamente. Más si se trata de rutas muy largas. Siempre llévalo contigo en la cabina, protegida por una buena funda.

Las castañuelas en el flamenco

Las castañuelas son un instrumento de percusión típico en el flamenco que muestra un sonido particular. Junto con la guitarra española clásica o flamenca forman parte de la cultura hispana.

A mediados del siglo XIX se creó la Escuela de Bolera de Baile, donde se formaban las mejores bailarinas para ser presentadas en teatros españoles y franceses. El uso de las castañuelas durante el baile en sincronía con el movimiento de los brazos era fascinante. Dicha técnica corresponde además al flamenco y demuestra las semejanzas entre ambas expresiones teatrales.

Asimismo, las castañuelas son esenciales en la danza y en la estructura rítmica de obras musicales, lo que las convierte en el instrumento distintivo del flamenco español.

Tipos de castañuelas

Estas son los diferentes formatos que puedes encontrar

Castañuelas de mano

Son las más características y las más empleadas en el mundo del flamenco. Se sostienen con la mano mediante un cordón. Pueden diferenciarse castañuelas con pico o sin pico.

El pico es un relieve con forma de ángulo en el puente de las castañuelas. En cambio, las castañuelas sin pico muestran una superficie totalmente lisa. Son más ligeras, pero no alteran el sonido. En este grupo, existen las pollopas, castañuelas económicas de plástico usadas por principiantes.

Castañuelas de base

Están ubicadas sobre un panel o tabla que, a través de un sistema de muelles, sostienen las castañuelas en posición horizontal para que sean percutidas con la mano. Son usadas en orquestas sinfónicas.

Castañuelas de mango

Tienen un mango alargado que sujetan las dos piezas de la castañuela a la vez. Así, al sacudir el mango, sonarán las castañuelas. Pertenecen a la familia de los ideófonos sacudidos.

Partes de las castañuelas

Las castañuelas están formadas por un par de piezas de madera cuyo interior tiene un leve hundimiento. En uno de sus extremos hay 2 aberturas por donde pasa un cordón que las une y además sirve de adorno. A continuación, se describen las partes de este instrumento musical:

  • Concha: Es el cuerpo de la castañuela en sí y el eje de la percusión.
  • Labios: Es la orilla de la concha que genera un sonido cada vez que éstas chocan entre sí.
  • Punto: Es una zona en sentido vertical que se localiza en la parte inferior de la castañuela.
  • Oreja o Besuña: Son los orificios por donde se pasan los cordones que unen las conchas de la castañuela.
  • Corazón: Es el área aplanada dentro de las castañuelas.

Materiales de las castañuelas

Los materiales empleados para la construcción de castañuelas incluyen la madera, especialmente nogal, palo santo, ébano, granadillo. Actualmente se utilizan otros elementos como la tela prensada y la fibra de vidrio porque son más resistentes a los cambios de temperatura y a los golpes. Por tanto, con mínimos cuidados, se podrán conservar las castañuelas por largo tiempo.

El sonido adecuado de las castañuelas depende de que estén bien hechas y  templadas. Esto se logra mediante durante horas de uso. Para mantener una buena sonoridad, hay que guardarlas en su forro, ya que la humedad, el frío o el calor excesivos pueden deteriorarlas.

Las castañuelas en la actualidad

Hoy en día, las castañuelas a pesar de ser uno de los instrumentos de percusión más antiguos, han perdurado en el tiempo y simbolizan la escuela cultural propia e identificativa del flamenco y los bailes típicos de España. En Portugal, también se utilizan en sus interpretaciones musicales populares.

El sonido originado al chocar las conchas de las castañuelas resulta muy fascinante al oído. Aprender a tocarlas es un reto, pero con la práctica puede convertirse en un auténtico arte. Solo hay que elegir las castañuelas apropiadas.

Comparte con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Join our newsletter and get 20% discount
Promotion nulla vitae elit libero a pharetra augue